Tips para hacer tu cambio de bañera a ducha

El cambio de bañera a plato de ducha es una de las reformas del hogar que más demanda tienen en el mercado, y no es algo que sorprenda. Se gana seguridad, comodidad y sobre todo, espacio. Las bañeras han pasado a formar parte del pasado, de hoteles o de viviendas de gran tamaño. En este artículo vamos a darte los consejos necesarios para que te inicies en el mundo de las duchas.

Mide la superficie ocupada

Es importante saber las medidas exactas de la bañera con la que cuentas en tu baño actualmente. Esto nos ayudará a determinar cuánto espacio disponemos para dedicarle al plato de ducha, cuántos azulejos habrá que emplear para revestir la pared, etc. Es recomendable que solicites la ayuda de uno de nuestros profesionales para realizar estas medidas, pero también puedes realizarlo tú siguiendo los consejos que te facilitará nuestro equipo técnico.

Presta atención a la retirada de la bañera

A la hora de retirar la bañera y la grifería, hay que tener mucho cuidado para no dañar ninguna superficie. Proteger los azulejos es un paso esencial, para evitar rasguños o roturas. Los azulejos situados en los bordes de la bañera deberán ser retirados previamente. En caso de colocar nuevos azulejos, es recomendable conservar uno de repuesto. En caso de que el azulejo esté descatalogado en el momento de cambiar uno roto, se podrá hacer una réplica lo más similar posible a partir del conservado. Por ello es recomendable contar con especialistas. 

¿Qué tipo de plato necesito?

Existen miles de platos en el mercado, por tanto, es necesario tener claras nuestras necesidades antes de decidirnos por uno. Los más modernos suelen tener precios más elevados, los platos a ras del suelo pueden dar problemas en su instalación a causa del grosor del sifón. Otros platos, como los acrílicos, presentan un ligero desnivel. Como ves, es muy importante conocer bien los materiales a emplear. En Homeppy te guiaremos durante todo el proceso para que encuentres el plato de ducha perfecto.

Escoge bien la mampara

Cuando realizamos la instalación de la mampara, es recomendable dejar un espacio de al menos 60 cm entre pared y mampara, de forma que el espacio en el interior de la ducha no sea agobiante. Ya sea fija o corredera, con la mampara adecuada no se escapará ni una gota fuera del plato.

La grifería es tu aliada

Algo esencial en el cambio de bañera a ducha, es la grifería. La grifería empotrada ha demostrado estar de moda en los últimos años. La estética demuestra calidad, y además nos ayuda a ahorrar espacio. También hay opción de instalar una ducha de techo. Hay una gran variedad de alcachofas dependiendo del servicio que se busque, y con formas y funciones muy variadas. Elegir una buena grifería es esencial a la hora de acertar con el cambio a ducha.

 

La reforma debe ser llevada a cabo por un profesional

Seguro que hay personas muy hábiles con las reformas, pero es recomendable que este tipo de obras sean llevadas a cabo por profesionales. Nuestros técnicos están bien formados y especializados en obras de este tipo, para que no tengas que preocuparte nada máas que por disfrutar una buena ducha tras la instalación. 

En definitiva, un cambio de bañera a plato de ducha puede convertirse en algo muy sencillo si tienes en cuenta todas estas claves a la hora de escoger los materiales, los accesorios y contar con el asesoramiento de un profesional. Si utilizas una App como Homeppy para comparar los servicios y los diferentes precios, además verás que este cambio será rápido, cómodo y adaptado a todos los bolsillos. ¿Ya te has decidido?