¿Cuentas con un botiquín de primeros auxilios?

Botiquín de primeros auxiliosEl niño se cae en el parque, la abuela se corta pelando patatas, tú de repente te quemas con los fogones… Los accidentes domésticos ocurren de forma inesperada. Tener todas las herramientas necesarias para actuar en caso de emergencia es elemental. Por ello, te aconsejamos que tanto en casa como en el coche tengas siempre a mano un botiquín de primeros auxilios.

Puedes comprarlo ya preparado o crearlo tú mism@. Sólo debes de saber con qué llenarlo.

Un botiquín de primeros auxilios para que esté completo debe de contener:

–          Guantes desechables

–          Tijeras y pinzas

–          Esparadrapo hipoalergénico

–          Gasas estériles

–          Apósitos adhesivos impermeables. De varios tamaños y formas.

–          Dos rollos de vendas (uno estrecho y otro ancho). Para sujetar apósitos.

–          Dos vendas ajustables (una estrecha y otra ancha). Son más fáciles de usar.

–          Dos vendas triangulares (para que se puedan usar de cabestrillos)

–          Termómetro

–          Alcohol 70%

–          Agua oxigenada

–          Loción de calamina (para irritaciones, dolor y picor de la piel)

–          Jabón

–          Una toalla

Es importante que el botiquín de primeros auxilios se conserve en un lugar fresco y seco, alejado del alcance de los niños.