Cómo secar la ropa en el interior de un hogar

Secar la ropa dentro del hogarEn muchos hogares no se dispone de un tendedero exterior o secadora, por ello, debemos de secar la ropa en el interior de nuestros hogares. Vamos a daros unos consejos para que realizar esta tarea no suponga un problema. ¡Atentos también los que sí disponéis de tendedero exterior pero no podéis colgarla fuera por el mal tiempo!

Cuélgala lo más seca posible: asegúrate de que la lavadora haya realizado el periodo de centrifugado o evita al máximo posible el exceso de agua en ella antes de colgarla en el tendedero interior. De lo contrario, podrías producir problemáticos charcos de agua en el suelo y dañar el mismo si se trata de superficies delicadas como el parqué o la mopa.

Sacude bien cada prenda: con esta simple acción tu ropa se secará con menos arrugas.

Abre la ventana: de esta forma evitarás la posible condensación de aire húmedo en el ambiente.

Respeta el espacio entre las prendas: conseguirás que se sequen de forma más rápida puesto que habrá espacio entre ellas para que circule el aire.

No utilices pinzas: Al estar colgadas en el interior no tenemos que preocuparnos porque caigan en el patio del vecino. Con este gesto evitarás marcas desagradables e incómodas de quitar después con la plancha.

Utiliza perchas: son la solución perfecta para abrigos o prendas largas, como vestidos y camisas, que no queremos que se arruguen demasiado en el proceso de secado. Su propio peso ayudará a que se sequen de forma más lisa.

Para casos en los que necesitemos urgentemente una prenda, utiliza los radiadores eléctricos, siempre con cuidado de evitar quemaduras o daños peores.

Si nos encontramos en época de invierno y tenemos instalado un sistema de calefacción, podemos colocar el tendedero cerca del radiador, esto ayudará a secar la ropa mucho más rápido.