Saca brillo a tu vitrocerámica con limón

vitrocerámicaTener la cocina limpia invita a cocinar y comer más a gusto. Por ello queremos enseñarte este pequeño truco para limpiar la vitrocerámica.

El mercado está lleno de productos para limpiar la vitrocerámica pero algunas veces aparecen manchas difíciles de eliminar. Pues bien, tenemos un remedio casero para solucionarlo.

¿Qué necesitas?

Todo lo que necesitas es un limón y una bayeta.

Pasos a seguir

  1. Parte el limón por la mitad y extrae unas gotas.
  2. Échalas en las manchas más resistentes, reblandecerá la grasa más difícil y hará que limpiarla resulte más sencillo.
  3. Pasa la bayeta y aclara la zona.

Con este sencillo truco conseguirás que tu vitrocerámica brille y luzca como el primer día.

Además no debes preocuparte por la acidez del limón ya que no estropeará la vitrocerámica. Existen otros remedios caseros como usar bicarbonato diluido en agua o el vinagre. Puedes elegir el que más te guste pero con limón además de limpiar ¡darás un olor agradable a tu cocina!

Recuerda que debes realizar un buen cuidado de tu vitrocerámica si quieres que se mantenga en perfectas condiciones. No utilices estropajos que puedan dañarla, usa siempre un trapo o un rasca vidrio especial para este tipo de electrodomésticos que no causan daños. Limpiala siempre cuando se haya enfriado.

 

Etiquetas