Acabar con las manchas de vino en paredes y alfombras

manchas de vino

¿Has organizado una fiesta en tu casa y ahora sufres las consecuencias? Una de las más frecuentes son las manchas de vino en las paredes y alfombras, pero no te preocupes, te contamos cómo acabar con las manchas de vino en paredes y alfombras.

Porque todos tenemos el amigo patoso que al mínimo gesto tira la copa de vino, y por supuesto aquel que como un loco comienza a restregar la mancha rápidamente haciéndola más grande.

Pero que no cunda el pánico porque aunque es complicado, acabar con las manchas de vino no es una tarea imposible. Ya no tendrás que recordar a tu amigo cada vez que mires a esa mancha de vino en tu pared recién pintada o en tu alfombra nueva.

Por su puesto cuando hablamos de machas de vino, nos referimos a las mancas de vino tinto.

Sabemos que te encanta saber cómo quitar las manchas difíciles, por eso tienes que seguir leyendo.

Sal de mesa para acabar con las manchas de vino

Uno de los trucos más antiguos para acabar con las manchas de vino es utilizar sal de mesa. Es un gran absorbente.

No vale utilizar sal común, tiene que ser sal de mesa. Hay que depositar rápidamente encima de la mancha para que se quede con  la humedad. Evitaremos de esta manera que la mancha comience a extenderse por toda la zona afectada.

¡Eso sí! no te olvides de retirarla al minuto. Ya que si la dejas demasiado tiempo será un factor negativo para acabar con la manchas de vino. La mancha puede llegar a hacerse  más fuerte.

Paño húmedo

Muchas veces resulta tan sencillo como utilizar un paño humedecido en agua hasta hacerlas desaparecer.

Pero no frotes, porque emborronarás la mancha por toda la pared, es mejor dar suaves toques hasta acabar con las manchas de vino.

utiliza un trapo totalmente limpio, para no crear nuevas manchas en la pared.

Y utiliza agua templada para que la mancha de vino no se quede fijada.


Insertando tu teléfono, aceptas la política de AFS Group

Vino blanco

Aunque parezca irónico las manchas de vino tinto tienen un rival, y es el vino blanco.

El vino blanco ayuda a paliar los tonos del vino tinto. Los neutraliza.

La forma de aplicarlo sería con un trapo dando pequeños golpes en la mancha. Esto se puede hacer tras haber aplicado la sal en la mancha.

Después de haber dejado actuar el vino blanco, debemos humedecer un trapo con agua y jabón para limpiar de nuevo el lugar.

Bicarbonato sódico

Otro de los productos que pueden ayudarte es el bicarbonato de sodio. Aplica el bicarbonato sobre las manchas de vino y déjalo actuar alrededor de una hora. Después elimina los restos con una esponja humedecida con agua.

Esto es complementario al método anterior. Es decir primero el vino blanco, y luego el bicarbonato sódico.

mezcla bicarbonato con agua y déjalo actuar durante al menos dos horas.

Leche para manchas de vino secas

Cuando ves una mancha de vino tienes que actuar de forma rápida para eliminarla. Sin embargo, si te tu ha  amigo ha sabido disimular y nadie se ha dado cuenta de su tropiezo y a los meses encuentras la mancha.

No te preocupes, aunque ya esté seca tenemos otro remedio para ti.

Calienta leche en un recipiente y viertela sobre la alfombra. Deja que actúe hasta que veas la mancha desparecer y luego lava la alfombra como de costumbre.

En cualquier caso, si no consigues eliminar la mancha de la pares siempre puedes pintar la pared. Acabarás con las manchas de vino de forma radical.

Asegúrate de aplicar una capa de imprimación para mejorar los resultados. Una vez secado es el momento de aplicar la pintura.

Pide presupuesto gratis