Deja tu alfombra como el primer día

Limpieza de alfombra con HOMEPPY Las alfombras son un elemento común en las casas y uno de los más sufridos ya que recibe pisadas continuamente, manchas de bebida, comida, etc. A continuación, te damos unos trucos caseros muy útiles para poder dejar la alfombra como nueva y quitar esas manchas tanto recientes como antiguas. Una limpieza de alfombra es importante también por el tema de alergias al polvo.

Las alfombras decoran la casa y pueden llegar a cambiar el aspecto de una habitación, hacen que cualquier ambiente se torne más cálido y confortable. Pero esto sólo es así si lucen como realmente deben hacerlo, es decir, limpias y relucientes como el primer día.

Para las manchas recientes hay un truco casero que nos va a ser muy útil y que limpiará la mancha apenas sin esfuerzo. Vierte en la mancha un poco de agua con bicarbonato, agua oxigenada o agua con gas. Déjalo actuar unos minutos y sécalo con una toalla o papel absorbente pero sin frotar, pósala encima para que absorba.

Para las manchas ya secas es mejor utilizar vinagre o el zumo de un limón con el mismo procedimiento que el anterior. Déjalo actuar y sécalo (sin frotar) con una toalla. Si la mancha es un poco más difícil se recomienda utilizar una mezcla de dos cucharadas de detergente por tres de vinagre. Dejamos actuar varios minutos y retiramos con una toalla sin frotar.

Si lo que se quiere hacer es una limpieza general y devolver la luminosidad a los colores de la alfombra hay un truco para ello que es esparcir por toda la superficie de la alfombra una buena cantidad de sal fina. Habrá que dejarla actuar alrededor de una hora y, después, retirar con la aspiradora.

También te puede interesar: