Consejos para guardar abrigos de invierno

Liberar espacio en el armario de tu casaCuando se va el invierno y los días de calor entran en nuestras vidas, es el momento de liberar espacio en el armario y guardar todo lo que tenga que ver con ropa abrigada. Te decimos algunos consejos para que este cambio de armario, te sirva para tener todas tus cosas ordenadas de cara a la próxima temporada de frío.

Guarda la ropa limpia: siempre es muy importante que todas las prendas que vayamos a guardar en cajas u otros armarios estén limpias. De esta forma evitaremos malos olores. En el caso de mantas y nórdicos, lávalos en casa, si puedes, o si no puedes optar por llevarlos a la tintorería, no lo veas como un gasto, realmente es una inversión para que apenas llegue el frío estén totalmente listos para su uso.

Dobla la ropa con cuidado: de esta forma ahorrarás más espacio y evitarás futuras marcas cuando vuelvas a usar las prendas, debido a que el periodo de tiempo que pasarán guardadas es largo, estas marcas serán bastante difíciles de quitar. Las camisas de invierno es recomendable guardarlas abotonadas para evitar que pierdan su forma. Se aconseja evitar doblar demasiado las prendas de cachemir.

Usa plástico: algo que nos ayudará a evitar la temida llegada de las polillas, es cubrir y envolver nuestras prendas en plástico.

Utiliza bolsas portatraje de tela: para envolver con ellas los abrigos de piel, el plástico los puede dañar por el material con el que están hechos. Si no tienes espacio para guardar colgados todos los abrigos de invierno, tienes la opción de colocarlos en baúles o maletas.

Evita las polillas: sobre todo en el almacenaje de mantas y prendas gruesas, como los jersey de invierno, utiliza productos especiales antipolillas, los cuales deberás dejar en el lugar donde vayas a acomodar tu ropa de invierno.

Sigue estos consejos y trata de liberar espacio en el armario, notarás la diferencia.