Persianas, una manera muy práctica de ahorrar energía

Persianas venecianas

Nos han acompañado siempre, y casi sin saberlo, han cumplido en nuestras casas una función muy importante a la hora de ahorrar energía y cuidar el medio ambiente. Hablamos de las persianas, que nos ayudan a aislar nuestra casa de las bajas y altas temperaturas y disminuyen los ruidos.

Ahorra energía usando las persianas

Su papel principal es aislar la casa frente al frío o el calor, y en muchas ocasiones, actuar también contra los ruidos externos. Según el grosor y el material de que estén hechas (aluminio, pvc o madera principalmente), las persianas pueden reducir hasta un 20% las pérdidas de calor dentro de una vivienda. Esto supone un ahorro en el consumo de la calefacción y del aire acondicionado, dependiendo de la estación en la que nos encontremos.

Un buen uso de las persianas y cortinas contribuye al ahorro de entre un 10 y un 20% del consumo de la energía de una vivienda.

Su ubicación suele ser en el exterior de las ventanas, ya que gracias a su lacado o esmalatado, son resistentes a las inclemencias meteorológicas. Sin embargo, es  importante saber cuál es el momento más adecuado para mantenerlas subidas y cuál el mejor para tenerlas bajadas. En épocas de frío, es aconsejable dejar abiertas las persianas cuando el sol entra más fuerte por la ventana. De esta forma, conseguirás que la luz y el calor solar llenen la estancia y ayudarás a que ésta esté más caliente cuando el sol se ponga, sin necesidad de calefacción.

Persianas venecianas

Si tus ventanas están situadas en zonas de sombra durante todo el día, es aconsejable mantener las persianas y cortinas echadas. Con esta medida retendrás más energía que la que perderás al encender las luces para iluminar la estancia.

En las épocas de calor, procura no levantar mucho las persianas. Evitarás la entrada de calor y la sala permanecerá más fresca a la sombra. Además, en verano y primavera la luz del sol suele ser más intensa y no se hace tan necesario abrir del todo la persiana para inundar de luz una habitación.

Existen muchos tipos de persianas, según el estilo que más te guste o le convenga a tu hogar. Las hay venecianas, enrollables, de madera… pero la que más se lleva ahora es la persiana corredera.

Si estás reformando tu hogar, ten en cuenta qué tipos de persianas eliges para tus ventanas. Todas son igual de útiles, lo que las diferencia es el toque decorativo que quieras conseguir con ellas.


Servicio prestado por AFS Group. Insertando tu teléfono, aceptas la política de privacidad

HOMEPPY se encarga de instalarte la persiana que desees en tu nueva vivienda o repararte las que se te hayan estropeado por el paso del tiempo.

Llama al 900 100 045, consulta presupuesto sin compromiso y habla directamente con una de nuestras operadoras que te asesorarán en lo que necesites.

Te puede interesar: 

¿Cuánto cuesta arreglar una persiana?

Cómo ahorrar en la factura de la luz

[Total: 0   Promedio: 0/5]