Reparar persianas rotas y descolgadas

Reparar persiana

A menudo tenemos en casa persianas descolgadas, que se estropean o simplemente se atascan y empezamos a pensar cómo reparar una persiana. Hay que tener en cuenta que las persianas deben estar en perfecto estado para conseguir un buen aislamiento en casa.

Reparar una persiana descolgada puede convertirse en misión imposible si no eres muy manitas. Pero si se te da bien reparar cosas de casa puedes hacerlo tu mismo, siguiendo estos consejos que vamos a darte a continuación.

Si ves que la cosa no tiene solución puede plantearte un cambio de persianas. Al final es la mejor solución y a largo plazo verás que te trae muchos beneficios para tu hogar.

Reparar una persiana descolgada

El primer paso para reparar una persiana es desmontar la caja donde se encuentra la persiana o el tablero que sirve como embellecedor. Con un destornillador podrás hacer palanca si está enganchado con puntas o bien desatornillar los tornillos que lo fijan. Tienes que llevar mucho cuidado al realizar está tarea porque puedes romper partir la caja y que tengas que realizar el cambio de persiana.

A continuación, desatornilla los cabos de la cinta de fijación. Sube la persiana ligeramente con la mano desde abajo y déjala apoyada sobre unos tacos. Así facilitarás la extracción del cajón de la lama estropeada. Lo averiguarás porque tendrá aferrados los tirantes del rodillo.

Es el momento de sustituir la lama por una nueva, colocando una nueva tira en la primera varilla e introduciendo los cabos de la cinta que habíamos retirado antes.

Ahora debes aflojar la cinta con la ayuda de un destornillador grueso, introduciéndolo en la ranura pegada en pared. Así conseguirás que se bloquee el muelle y la cinta se fije.

Gira después el rodillo a mano y enrolla la cinta que habías sacado con cuidado de hacerlo en el sentido adecuado, dado que si te equivocas, tendrás que repetirlo de nuevo.

Atornilla los cabos de sujeción al rodillo y comprueba que todo funciona correctamente. Si hay alguna lama enganchada los raíles, es muy probable que se haya desplazado. En ese caso, dale un pequeño golpe con la ayuda de un martillo al extremo salido y coloca de nuevo el tablero donde estaba.


Servicio prestado por AFS Group. Insertando tu teléfono, aceptas la política de privacidad

Reparar cinta de persiana

Si no tienes la persiana descolgada y lo que te ha pasado es que se te ha soltado la cinta, también te vamos a dar unos consejos para reparar la cinta de la persiana. Antes de nada debes subir la persiana hasta arriba y sujetar con unas sargentas.

En segundo paso será soltar la caja de la persiana, al igual que en el caso anterior, ayudándote de un destornillador y con mucho cuidado.

Ahora llega el momento de deshacernos de la cuerda vieja quitando el nudo que la fija al recogedor superior.

Una vez extraída la antigua cuerda, deberás introducir la nueva correa y anudarla con varias vueltas al tambor de la persiana.  Después tienes que introducir la nueva correa por la ranura de la tapa y fijarla en el tirafondos.

Ya puedes quitar las sargentas y bajar la persiana del todo. Ahora llega el momento de fijarla en la parte inferior, para ello tendremos que quitar la antigua cinta del recogedor y enrollar la nueva dejándola en tensión.

Cómo ves no es una tarea fácil si no estás acostumbrado a hacer este tipo de chapuzas en el hogar, pero te animamos a que lo intentes. En cualquier caso, si esa persiana de tu casa se te resiste y si necesitas la ayuda de un profesional que arregle tus persianas y las deje como el primer día llama al 900 100 045 y pide tu presupuesto sin compromiso en HOMEPPY. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

[Total: 0   Promedio: 0/5]