Cómo aislar térmicamente tu casa

aislamiento térmico

Con la llegada de los primeros fríos, es posible que estés pensando en cambiar la caldera o sistema de calefacción de tu casa. Pero antes de hacer cualquier instalación es muy importante revisar bien tu casa. No todos los hogares están bien aislados térmicamente y aunque tengamos el mejor sistema de calefacción la casa puede seguir fría. Desde el punto de vista del ahorro y la sostenibilidad,  aislar tu casa del frío es fundamental. Pasa un invierno calentito con nuestros consejos en tu hogar, que el invierno es muy largo. 

¿Por donde suele entrar el frío?

Ventanas 

Este es uno de los puntos de fuga del calor más comunes a tener en cuenta para empezar a aislar tu casa del frío. A la hora de aislar las ventanas tenemos varias opciones:

  • Burletes. Puedes colocar burletes en las ventanas para reforzar e impedir el entre el aire frío. Existen burletes de gomaespuma, o de otros materiales como el caucho o la silicona. Estos últimos son más resistentes.  También existen burletes en otros materiales (caucho, silicona…) más resistentes, aunque más caros (aunque al ser más duraderos, pueden ser mejor opción a largo plazo).
  • Sellado de cerco y grietas. Se trata de sellar con materiales aislantes todo el cerco y tapar los pequeños agujeros o grietas que puedan existir entre la pared y el marco de la ventana.
  • Revisar las persianas. A través de la caja de la persiana puede entrar frío porque lo que es necesario revisarla. Existen diferentes materiales como el corcho expandido, poliestireno o lana de roca, que son lo más recomendables para este tipo de aislamientos.

aislar tu casa del frío

  • Cortinas térmicas o doble cortina. Consiste en poner dos barras, una de ellas con tela más translúcida, que deje pasar la luz, y otra más gruesa, para mantener el calor en el interior de la vivienda.

Paredes o muros

El aislamiento térmico de un edificio es primordial para minimizar el consumo energético, además de mejorar el confort y bienestar para el usuario de la vivienda. Son también un punto de fuga muy común y hay que tratar de solventarlo para aislar tu casa del frío. Las paredes y los muros de un edificio deben ser objeto de rehabilitación o reforma térmica si los huéspedes están experimentando frío en sus hogares. Quizás sea una solución mas complicada, pero a la que habría que llegar en tal caso. Es necesario que un edificio sea eficiente energéticamente y conserve el calor en invierno. La reforma consistiría en cubrir y abrigar el edificio, y se puede hacer desde el interior (sellar ventanas, suelos, etc) o desde el exterior.

En cualquier caso es conveniente que un profesional valore lo que tu hogar o tu edificio necesita.

Suelos

En los suelos el aislamiento térmico se coloca sobre el forjado de hormigón. Debes solicitar a un profesional este trabajo y dejar que lo hagan de la mejor manera posible. Lo común es que entre el aislante y el mortero se vaya a colocar una lámina de polietileno. Ésta actúa como barrera impermeable. Por otro lado, en el caso de los suelos radiantes, hay que colocar la lámina de polietileno entre el aislante y el sistema de calefacción por conductos.

Generalmente los mejores materiales para aislar el suelo son las espumas fenólicas, son las mas aislantes.

Tejados

En el caso de los tejados hay que diferenciar entre cubiertas planas o inclinadas. También podemos optar por el aislamiento desde el interior o desde el exterior,  colocando un aislante bajo las tejas. Los materiales que se utilizan para ello deberán ser lo más impermeables posibles: poliestireno extruido o poliuretano. Otra opción son las lanas minerales protegidas con láminas impermeables.

En HOMEPPY trabajamos con los mejores profesionales. Pide presupuesto de forma gratuita y aísla tu casa frente al frío o llámanos si lo prefieres.


Servicio prestado por AFS Group. Insertando tu teléfono, aceptas la política de privacidad

[Total:0    Promedio:0/5]