Protege tus plantas de la nieve

plantas invierno

Durante el invierno, las heladas y la nieve se convierten en los grandes enemigos del jardín. Para no poner en riesgo a nuestras plantas, es necesario poner unas ideas en práctica para protegerlas hasta que llegue la primavera. ¡No te las pierdas! 

Recomendaciones para proteger tus plantas 

Antes de nada, asegúrate qué tipos de plantas tienes en tu jardín para comprobar que pueden resistir a las bajas temperaturas. Hay un tipo de plantas que pierden sus hojas durante el otoño y durante el invierno resisten muy bien el frío. Al contrario, otras requieren mayor atención.

Sobre todo, es importante no regar en exceso las plantas, ya que puede provocar un congelamiento de las raíces. Al no haber sol ni calor, las mismas plantas pueden mantener su alimento por más tiempo, por lo que el riego no debe ser excesivo.

plantas invierno

¿Vives en una zona muy fría y tienes la suerte de contar con numerosas plantas y espacio?  Si cuentas con plantas delicadas y jóvenes, que provienen de zonas templadas, trasládalas a un invernadero, cobertizo o garaje.  Así se mantendrán en plena forma durante el invierno. Recuerda instalarlo en un lugar que reciba bien el sol y que esté bien resguardado del viento.


Si no cuentas con esta opción, no te preocupes, tenemos otras opciones:

  • Proteger la parte aérea, los tallos, hojas y flores, así como las raíces, la parte más sensible. Una vez heladas no son capaces de recuperarse, a diferencia de la parte aérea, que es capaz de rebrotar ante la llegada de la primavera si antes se ha practicado una buena poda.
  • Para acolchar las raíces, cubre el suelo con una capa de material orgánico (hojas, cortezas, musgo…) o inorgánico (grava, plástico, etc.) para aislarlo. Este sistema es el más recomendable contra las heladas y las temperaturas extremas del invierno. Un buen acolchado evitará que las plantas mueran por congelación.
  • Cubre el suelo de tu jardín con abundantes hojas secas.

En HOMEPPY somos especialistas en cuidar de tu hogar, y por supuesto, de tu jardín. Pide presupuesto gratis y sin compromiso. Una vez recibas lo recibas tú decides si realizas el trabajo.