Cómo mantener la higiene de tus plantas

Higiene de las plantas

A todos nos gusta lucir limpios y perfumados, ¿verdad?, pues resulta que a las plantas también, y esto simplemente quiere decir que debemos preocuparnos por la higiene de las plantasLimpiar una planta sirve principalmente para facilitar su proceso de fotosíntesis, porque la suciedad que se va acumulando en las hojas les impide realizar algunos de sus procesos más naturales como oxigenarse.

Con el paso de los días, nuestras plantas de interior acumulan polvo. La suciedad acumulada, no sólo empobrece su aspecto visual sino que, además, le afecta en las funciones biológicas de sus hojas y la convierte en un objetivo más fácil para las plagas. Para acabar con ello, por raro que parezca, te aconsejamos que, así como limpias el polvo a tus muebles, se lo quites también a ellas. ¿Sabes cómo?

Higiene de las plantas

Cómo lavar a tus plantas

Podríamos decirte que un poquito de agua podría bastar, pero ya sabéis que cada planta es diferente y hay que tratar a cada una según sus características.

  • Si las hojas de las plantas son pequeñas puedes trasladarlas hasta un patio exterior o directamente a la bañera para ni mas ni menos que…¡darles una ducha! Aunque parezca extraño, lo único que hay que hacer para mantener la higiene de las plantas con hoja pequeña, es aplicar un jabón neutro a sus hojas con una esponja o con un paño de algodón. Lo único que tienes que hacer después es ‘enjuargalas’. Si crees que con pulverizar con un poco de agua ya podría ser suficiente, puedes hacerlo de esa manera también.
  • Para limpiar las plantas con hojas aterciopeladas la cosa se complica un poco más. Usa un cepillo de pelo suave para frotarlas con cuidado, con este cepillo y un poco de agua ya es suficiente.
  • Si las hojas son de gran tamaño, puedes limpiar sus hojas simplemente utilizando una bayeta mojada en agua.
  • Las plantas con flores no necesitan el mismo cuidado, de hecho, las flores suelen ser tan delicadas que es mejor no hacer nada más que acordarte de quitar aquellas que se hayan quedado secas.

¿Cada cuánto limpio mis plantas?

Esta acción no tienes por qué llevarla a cabo cada semana, con que lo hagas una vez cada tres meses es suficiente. Una vez listo, verás como tus plantas han recuperado el brillo del primer día.

No obstante, si todavía no estás de acuerdo con el brillo alcanzado puedes ofrecerles un tratamiento de ‘belleza’ más intensivo para tus plantas:

  • Diluye leche en un bol con agua y aplícalo directamente a las hojas con un algodón. ¡El resultado es asombroso!

Sigue estos pasos y presume de las plantas. ¡Ellas estarán más cuidadas y contentas!

1 Comment

Comments are closed.