Abona tus plantas con productos naturales

abono natural para plantas¿Quién dice que no puedes contar con tu propio jardín? Un balcón o terraza soleada es suficiente par el cultivo de geranios, rosas, petunias, bocas de dragón… incluso ¡tus propios tomates y demás verduras! Con un abono natural se te hará muy fácil.

Una vez plantados ¿cómo cuidarlos? Además del riego, muchas plantas necesitan de buenos abonos para su crecimiento. 

En este caso te vamos a decir algunos trucos para que las ‘alimentes’ con abonos caseros:

El agua de tus peces: es perfecta para regar las plantas porque contienen deshechos orgánicos.

La ceniza de leña y los posos del café: son abonos buenos para la mayoría de las plantas.

Las cáscaras de huevo: troceadas y colocadas en la tierra son una fuente de proteínas buenísima para tus plantas. Y si además riegas de vez en cuando tus flores con el agua de hervir tus huevos, mucho mejor!

Clavos viejos: ¡buenas noticias! Si los entierras en la tierra de tus macetas aportarán a las plantas el hierro que necesitan para crecer sanas.