6 Trucos para tener un despacho más cómodo

despacho; luz; comodidad; silla; ordenador

¿Estás pensando en cambiar tu despacho?
Homeppy te facilita seis trucos para que hagas de tu espacio de trabajo un lugar más cómodo.

Repartir los espacios
En nuestro espacio de trabajo pasamos muchas horas del día, a veces más que en nuestra propia casa, por eso es fundamental diseñar un despacho que nos permita desempeñar bien nuestra labor, que nos invite a la concentración con la ayuda de un espacio confortable.

Prestar especial atención a la luz del espacio de trabajo
Tenemos que diferenciar entre la luz de nuestra mesa de trabajo con la general del espacio. Para trabajar la más beneficiosa es la luz natural, esto nos evitará problemas de fatiga visual y un ahorro de energía en general.

Si no tuviéramos la posibilidad de contar con luz natural, la mejor opción es el uso de leds que sean de bajo consumo en lámparas o accesorios a la mesa.

Eliminar cables innecesarios
El uso diario de equipos de trabajo, iluminación, cargadores para móvil, teléfonos, muchos aparatos que implican el uso de cables y que habitualmente suelen estar por el suelo.

Para evitar que se vean y que ocupen espacio innecesario en nuestro despacho podemos hacer uso de canaletas, ocultarlos detrás de nuestra mesa y que estén cercanos a los enchufes en la pared, esto nos ayudará a dinamizar nuestros espacios.

Evitar una decoración recargada
Una estancia llena de colores, estampados exagerados o muebles demasiado grandes hacen que nos sobrecarguen el área de trabajo. Los espacios demasiado recargados no invitan a la concentración,  a la creatividad y en definitiva a la productividad.

Un equilibrio en la decoración global nos hará más fácil poner la atención en nuestras labores.

La importancia de la mesa de trabajo
Al elegir una mesa de despacho  debemos tener en cuenta su funcionalidad, su forma y tamaño para que esta sea acorde y se adapte lo más posible a nuestra área de trabajo.

Debe contar también con espacio suficiente debajo de la mesa para permitir la movilidad de las piernas y hueco en la parte posterior para los cables de aparatos eléctricos.

Elegir una silla ergonómica
Los dolores de espalda se han convertido en una de las causas de visita al médico más concurrente en estos días y en gran parte por el uso de sillas que no son ergonómicas.

Nuestra silla debe regular y adaptarse a nuestra postura, nos debe ayudar a corregir malas posiciones y así poder evitar problemas de espalda, de nuestras articulaciones y nuestra circulación.