Corcho: un aislante natural para paredes y techos

corcho

Nos referimos al corcho, un material de baja conductividad térmica que resiste a la humedad y que es buena opción como aislante para paredes y techos, tanto térmico como sonoro, ya que se produce de forma sostenible y no necesita de un mantenimiento especial. Además, puede servir de elemento decorativo.

Este material se extrae de la corteza del alcornoque, una especie arbórea propia de la zona mediterránea, y es producido de forma sostenible, dado que el método de extracción que se emplea genera muy pocos residuos.


El corcho se compone de células poliédricas muy unidas entre sí y muy impermeables por lo que resiste tanto a las lluvias como a las altas temperaturas. Es por tanto un muy buen aislante térmico. Además, su estructura compuesta de pequeñas celdas absorbe los ruidos, por lo que también es utilizado como un óptimo aislante sonoro.

Otras de sus cualidades son la ligereza, la elasticidad y la alta resistencia a los agentes químicos. Ni siquiera necesita de tareas de mantenimiento, por lo que resulta adecuado para revestir paredes y suelos incluso en habitaciones tan húmedas como los cuartos de aseo.

Para los suelos es también un material muy práctico, dado que no se enfría demasiado, ni se deforma con el peso de muebles y aguanta muy bien el paso del tiempo. Se puede colocar en forma de losetas de distintos tamaños y colores y aplicarle después un barniz para suavizar su textura.

Si necesitáis un aislante térmico y/o sonoro para alguna zona de vuestro edificio, no dudéis en llamar a HOMEPPY al 900 100 045 y pondremos nuestro equipo de profesionales a vuestro servicio.