Elige bien la puerta de tu garaje

puerta garaje

Un elemento fundamental en la vivienda es la puerta de garaje, ya que bajo su protección se encuentran nuestros vehículos y, muchas veces la seguridad de nuestra propia vivienda y de los  trasteros de nuestro edificio. Hacemos un repaso por los distintos tipos de puertas que existen con este fin.

Puerta de garaje retráctil:

En este tipo de puerta de garaje, cuando se abre, una gran parte de ella sobresale hacia el exterior. Después se retrae de nuevo al techo de su garaje. Los puntos de giro se encuentran en la parte superior de la puerta y esto hace que no puedas aparcar tu coche cerca de la puerta, ya que debes dejar suficiente espacio disponible en el tramo de la entrada.

Puerta de garaje seccional:

La puerta se abre subiendo verticalmente y deslizándose en forma paralela al techo sin sobresalir ni hacia fuera ni hacia dentro. De esta forma se aprovecha todo el espacio interior y exterior. Resulta un mecanismo muy apropiado  cuando la puerta da a pasos de peatones o directamente a la calle.

Puerta de garaje basculante:

Su principal característica es que al abrirse queda colgando del techo. Puede sobresalir hacia afuera o hacia dentro del garaje. Su instalación es muy sencilla y ofrece máxima seguridad. Además, pueden estar hechas de diferentes materiales como acero, plástico vidrio refinado, madera, entre otros.

En cualquier caso, cuenta con profesionales para la instalación de la puerta de tu garaje. Llama a HOMEPPY al 900 100 045 y pide presupuesto sin compromiso. ¡Hacemos tu vida más fácil!